¡Lucha contra la grasa del vientre, con pesas!

¿Quieres perder esa grasa del vientre y volver a tus jeans ajustados? Nueva investigación de Harvard dice que el secreto esentrenamiento de resistencia.Aquí hay más sobre los últimos hallazgos, junto con los consejos para sacar el máximo provecho de un entrenamiento de entrenamiento de resistencia.

Levanto pesas cuatro veces a la semana. El resto del tiempo puedo hacer yoga, Ballet Barre, Walk, Caminando o Sprint. Pero para obtener los resultados por los que estoy disparando, mis días de entrenamiento de peso no son negociables. Este es el por qué:

¿Su cintura se está expandiendo un poco (o mucho) cada año? ¿Y es cada vez más difícil pelear esa grasa del vientre incluso si tiene dieta y ejercicio todos los días?

Si es así, no estás solo. En mi práctica médica, "Caistline Feep" es una de las quejas más comunes que escucho. Y es un problema grave, porque la grasa del vientre no es simplemente antiestética; También aumenta su riesgo de diabetes, enfermedad cardíaca e incluso cáncer de mama.

Pero la nueva investigación apunta a una solución simple, y no implica reducir calorías o hacer cientos de abdominales. En su lugar, implica entrenamiento de resistencia.

Lo que muestra la investigación

En una gran escala estudio, los investigadores de Harvard siguieron a más de 10,000 hombres sanos, de 40 años o más, durante 12 años. Los hombres proporcionaron información sobre los tipos de ejercicio que hicieron y la cantidad de tiempo que pasaron haciendo ejercicio.

Resulta que los hombres que hicieron 20 minutos de entrenamiento con pesas todos los días tenían un aumento más pequeño en la grasa del vientre que los hombres que pasaron la misma cantidad de tiempo haciendo actividades aeróbicas moderadas a vigorosas. (Y no es sorprendente que los hombres que fueron sedentarios tenían los mayores aumentos en la grasa del vientre). La combinación de entrenamiento con pesas y el ejercicio aeróbico llevó a los mejores resultados.

¿Por qué funciona el levantamiento de pesas?

¿Por qué el entrenamiento de resistencia está dirigido a su "tapa de muffin" tan efectivamente? Aquí están las dos razones principales:

  • Muscle quema muchas más calorías que la grasa. Entonces, cuando agregas músculo magro a tu cuerpo con entrenamiento de resistencia, quemas más energía. todo el día-No justo cuando estás haciendo ejercicio. Y eso significa quemar la grasa del vientre, que es fácil para el cuerpo movilizarse cuando necesita combustible.
  • El entrenamiento de resistencia construye músculos básicos fuertes en su abdomen y espalda, y un núcleo entonado se quita las pulgadas de su cintura.

Además, el levantamiento de pesas no solo fortalece su núcleo; Te hace más fuerte por todas partes. Cuando te vuelves más fuerte, tienes más energía, y eso significa que haces más y te sientas menos. Así que de nuevo, estás quemando más calorías, y que los whittles salgan más grasa abdominal.

La forma correcta de hacer entrenamiento de resistencia.

Obviamente, es inteligente agregar entrenamiento de resistencia a su régimen si desea ganar la batalla de la protuberancia. Mientras que los hombres en el estudio de Harvard se ejercieron todos los días, recomiendo hacer solo tres o cuatro sesiones a la semana. De esa manera, su cuerpo puede descansar y recuperarse en el medio.

Aquí es cómo obtener la máxima recompensa de su levantamiento de pesas:

  • Elige un peso lo suficientemente pesado. Aquí hay una buena regla general: si puede levantar fácilmente el peso por más de cinco repeticiones, es demasiado ligero.
  • Hacer "repeticiones bajas". Eso significa repetir cada ejercicio cinco veces o menos.
  • Hacer múltiples conjuntos. Comience con dos conjuntos si usted es un principiante, y gradualmente trabaja hasta doce.

Y recuerde que el entrenamiento de resistencia no solo significa pesas de elevación; También significa usar su propio peso corporal. Pruebe estos tres poderosos ejercicios básicos, que revolverán su metabolismo y realmente se quemarán en grasa del vientre:

  • Tablones Para hacer una tabla, sostenga su cuerpo en una posición de "pushup", con solo sus dedos de los pies y sus manos en el suelo.
  • Sentadillas Comience con la posición de "copa", que es fácil de hacer correctamente. Sostenga una mancuerna o kettlebell delante de su pecho como una copa. Párese con los pies ligeramente más anchos que el ancho de la cadera, y señale sus dedos ligeramente hacia afuera. Continuando sostener el peso delante de su pecho, siéntate como si intentas plantar tu fanny en el suelo. Vaya tan bajo como pueda mientras mantenga la buena forma (tacones en el suelo, las rodillas en línea con los dedos de los pies, la espalda plana). Luego, de pie, manteniendo su espalda vertical.
  • "Los escaladores de montaña." Comience en posición de tabla. Tire de una rodilla a la vez hasta su pecho y luego regrese a la posición del tablón. Repita con la otra pierna.

Estos ejercicios pueden ser un poco difíciles cuando acaba de comenzar. El truco, sin embargo, es hacerlos por solo 15 segundos en cada repetición. Eso no suena como mucho, pero créeme: lo sentirás al día siguiente, especialmente en su núcleo.

Impulsando tus esfuerzos de lucha contra el vientre.

Si toma un entrenamiento de resistencia para luchar contra su grasa del vientre, obtenga más dinero para su dinero combinándolo con una dieta baja en carbohidratos. El azúcar y los granos son los culpables dietéticos más grandes cuando se trata de la grasa visceral, porque causan síndrome metabólico, y el síndrome metabólico conduce a un gran vientre.

Además, agregue unos minutos de meditación cada día. Estudios muestran Esa meditación consciente puede reducir la grasa del vientre. Y dormir lo suficiente, porque Durmiendo menos de cinco horas por noche. Puede agregar libras a su cintura.

Ponga todos estos elementos juntos, y usted tiene la receta perfecta para derritirse ese abultamiento del vientre. Apuesto a que en pocas semanas, verá una diferencia ... y en unos pocos meses, estará ocultando los jeans, nunca pensó que volverías a encajar de nuevo.

¡Sigue pensando en grande y viviendo audaz!

-Dr. Kellyann