Panna Cotta con fresas empapadas en balsámico

Tiempo de preparación: 5 minutos • Tiempo de cocción: 3 minutos • Hace 10 porciones

Panna Cotta:

  • 1/2 taza de agua fría
  • 2 cucharadas de gelatina de carne de res criada en pastos sin sabor, como la gelatina de los Grandes Lagos
  • 1/4 de taza de jugo de manzana sin endulzar
  • 2 latas (14 onzas cada una) de leche de coco llena de grasa
  • 2 o más cucharaditas de extracto puro de vainilla

Fresas:

  • 4 tazas de fresas frescas
  • 2-3 cucharadas de vinagre balsámico

Para hacer la panna cotta: Ponga el agua en un tazón pequeño. Vierta la gelatina en el agua y deje que se mantenga durante aproximadamente 1 minuto para suavizar.

Caliente el jugo de manzana en una cacerola mediana a fuego medio-alto. Cuando el jugo hierva a fuego lento, agregue la mezcla de gelatina y revuelva hasta que se disuelva por completo.

Retire del fuego y agregue la leche de coco y la vainilla. Vierta en 10 ramekins o tazas de natilla y refrigere durante 3 o más horas, o hasta que estén firmemente listos.

Para hacer las fresas: Lave, corte las tapas, corte las bayas y colóquelas en un tazón mediano. Vierta el vinagre sobre las bayas, revuelva y deje parado durante 5 minutos.

Refrigere si no sirve inmediatamente. Para servir, coloque un cuchillo alrededor del borde de una ramekin y coloque la panna cotta en un plato pequeño. Cubra con la mezcla de bayas.

¡Disfrutar!

¡Sigue pensando en grande y viviendo AUDAZ!